miércoles, 5 de febrero de 2014

MI PRIMER HIJO

Permanezco jadeante en el sofá, la cabeza vuelta hacia la ventana, y la mano y mi glande relucientes de fluido varonil y lechosos grumos. 
Las rítmicas maniobras de la felatómana de la pantalla del portátil han acelerado mi enésimo ejercicio onanista.
Las calles están  irradiadas por el estéril resplandor de unas farolas purpúreas y azafranadas, suspendidas en la oscuridad, que almacenan con abulia heces y orines caninos.
Observo abstraído  mi miembro laxo, vencido, domesticado. Oigo el aire sisear entre mis alvéolos revestidos de nicotina y carcinoma.
De repente el salón se ilumina, como si lo fotografiaran con nervioso flash, al desplomarse un relámpago que secciona el lóbrego cielo en dos.
El viento comienza a soplar, intensificando el susurro de las hojas,  y las primeras gotas de lluvia tamborilean sobre la ventana.
El súbito zumbido del teléfono, descargando su zozobra a través de prolongados y escalofriantes tonos, me despierta del narcótico desazón en el que me hallo sumido.
Con hipnótica apatía me dirijo hacia la carcomida mesita de madera, dejando a mi paso una estela de gotas de esperma.
- Anastasio. Soy yo, Jacinta…- susurra la voz al otro lado del aparato.
Oprimo con fuerza el auricular y miro incrédulo el viejo reloj de madera y bronce remachado con torpeza contra la pared. Las tres y media de la madrugada.
Seis meses sin saber de Jacinta tras nuestra quiebra sentimental. Su llamada me aturde.
- ¿ Qué coño quieres, zorra ?- replico contrariado.
Anastasio…Estoy de parto…He roto aguas y las contracciones son cada vez más seguidas- murmura llevándose el puño a la boca para reprimir un sollozo.
¡ Enhorabuena, puta ¡. Ya puedes ir pidiendo cita al médico para que castre a tu hijo no vaya a heredar los genes de su madre, ¡¡¡ promiscua ramera!!!-.
- Tasio, cariño…No lo has entendido…El bebé es tuyo. Tú eres su padre…- objeta en un alarde de comedimiento y conciliación.
- Pero...¿ Qué cojones estás diciendo ?- vocifero estriando mi grotesco rostro en actitud de incredulidad.
El niño…El niño es tuyo. Vas a ser papá… ¡ Necesito que vengas cuanto antes! -ordena dejando caer el teléfono al suelo y llevándose la mano al vientre.
Aprieto los dientes, advirtiendo cómo mi atocinado cuerpo se empapa de gélido sudor. Diviso con claridad moléculas ondulando a mi alrededor. Hiperventilo. Las arrugas de preocupación de las comisuras de mi boca y frente se acentúan.
Pero no hay tiempo de dilaciones ni de estériles remordimientos. Me enfundo el chándal y las bermejas deportivas y con perita habilidad, hurto la bicicleta del vástago de mi vecino, encadenada en la barandilla del rellano.
Apenas 95 minutos bajo ciclópeo aguacero me separan del estudio de Jacinta.
Empapado, entro en su apartamento y la descubro derribada sobre la cama, desnuda, pitillo en la boca, mórbida, obesa, acariciándose su gestante barriga, gimiendo como posesa gorrina. Percibo la sordidez gangosa que la rodea. Letrina maloliente, deshechos putrefactos esparcidos por toda la habitación cual hongos venenosos brotando en la podredumbre obscena del infierno.
- Ya estás aquí, gracias a Dios- susurra Jacinta apretando los molares para combatir otra oleada de dolor.
-Tenemos que ir al hospital. He venido en bicicleta...Espero que eso no sea un inconveniente- propongo visiblemente histérico.
-No hay tiempo para eso. Las contracciones son más frecuentes. Tendré que parir aquí...- abronca presa de un jadeo felino.
Sin dudarlo, arremango las mangas de mi chándal, tomo un par de toallas bituminosas, y tal y como había aprendido en aquellos documentales de la 2 sobre el maravilloso parto de las hienas, empiezo a lamer su vagina, hidratando con esmero el orificio de salida.
- ¿ Qué coño haces, depravado ?- recrimina enojada. - ¡ Tienes que mirar con el dedo si el cuello uterino está dilatado! .-
Asintiendo sin mediar palabra, escupo generosamente sobre mi dedo corazón y penetro su cavidad vaginal. Secreciones acuosas, extensión uterina, virutas de pepino probables restos de una autoestimulación casera, pero ni rastro del bebé.
Procedo a introducir mi mano por su velludo felpudo. Con rotatorios movimientos de muñeca descubro la ausencia del retoño.
Lo intento ahora con todo mi brazo. Lo empotro hasta el duodeno. Al no hallar indicios prosigo hasta el páncreas. Allí palpo lo que parecen ser los pies del bebé, suaves, tiernos, delicados.
- Anastasio... ¿ Va todo bien?- murmura Jacinta al percibir la preocupación en mi rostro.
- El bebé...Ya ha descendido, pero está en posición inversa cefálica. Tendrás que parir por vía rectal...- afirmo con rotunda seguridad.
Seco con apego las gotas de sudor que perlan su marchita frente. Me inclino sobre ella y la beso.
- Un último esfuerzo, cariño. A la de tres, aprieta con todas tus fuerzas como si fueras a cagar. Un, dos tres...-




Image and video hosting by TinyPic


85 comentarios :

  1. jajajajaja no se puede ser más bizarro.
    El parecido con usté de su pequeño retoño, es asombroso.

    ResponderEliminar
  2. Joder con lo de los documentales de la hiena, casi me muero.
    MARAVILLOSO. ¡Quiero más!

    ResponderEliminar
  3. Escatología, humanismo y paternidad..las cosas por las que vale la pena vivir
    Enhoragüena!

    ResponderEliminar
  4. Yo que me quería meter a neuropsicóloga y ahora, después de ver obra tan inclasificable, me voy a tener que meter a paciente, que esto no puede venirle bien a ninguna función cerebral superior.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos encontraremos pues en la sala de espera amiga Olga,,,

      Eliminar
  5. Está usted para que le encierren de por vida.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es con usted, acepto la terapia de buen grado,,,

      Eliminar
  6. Bravo, hostia puta.
    Siempre creí en cruzar humanos con porcinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya ve que es posible,,,
      No corra usted a por los patos del estanque, que nos conocemos,,,,

      Eliminar
  7. Enhorabuena por su paternidad.
    Ese parto rectal vaticina un futuro próspero para su pequeño.
    ;)

    ResponderEliminar
  8. Cuando se piensa que usted no llegará a escalar mayores niveles de humor asqueroso,usted demuestra que tiene un poder infinito de caer en lo más bajo.
    El video culmina con lo que puede ocurrir en una mente que elucubra pensamientos que se retuercen a tales grados.
    Un consejo a tiempo. Llame a una ambulancia psiquiátrica y pase a rehabilitación mental.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tomaré su comentario como un cumplido, Don Carlos,,,,

      Eliminar
  9. Estoy totalmente de acuerdo con Carlos aunque desde un punto de vista más divertido.
    Thx por la carcajadas.

    ResponderEliminar
  10. BRAVO.
    Inclasificable.
    Asqueroso bizarrismo surrealista¿?
    Usted va a crear escuela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bizarrismo surrealista,,,
      Interesante corriente,,,

      Eliminar
    2. Créame, usted está creando escuela.

      Eliminar
  11. Emotivo relato sí señor.
    ¿Dónde puedo mandarle un ramo de flores para la mamá y un puñado de bellotas para el bebé?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es usted un sinvergüenza sin escrúpulos,,,
      Que falta de respeto hacia mi hijo,,,

      Eliminar
  12. Estas muy enfermo,macho

    ResponderEliminar
  13. Respuestas
    1. Muchas gracias,,,
      ¿ Quiere ser usted mamá ?
      Yo le podría ayudar, desinteresadamente claro,,,

      Eliminar
    2. Es usted genial hasta en las respuestas.

      Eliminar
  14. Parir por vía rectal...
    Seguro que en la próxima convención de ginecólogos, será invitado.

    ResponderEliminar
  15. Supongo que le debo felicitar por su paternidad, no ? ;)
    Divertido y soez como siempre.

    ResponderEliminar
  16. He tenido que buscar los de las hienas en gúguel y no hace mención alguna a lo que cuenta.

    ResponderEliminar
  17. Otro postio asqueroso!!!!
    Felicidades por partida doble.

    ResponderEliminar
  18. Estimado Amigo Prepuzio:

    Reciba usted mi... ¿enhorabuena?...Qué bonito es eso de ser padre... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, mi buen amigo Chuan Che Tzú,,,
      Había pensado que usted fuera su padrino,,,
      Sin compromiso,,,

      Eliminar
    2. Si es "Padrino" en el sentido mafioso del término... por mí, de acuerdo. ;)

      Eliminar
  19. Qué experiencia tan bonita.
    Me emocionó su relato.

    ResponderEliminar
  20. Eso sí que es un emotivo relato y lo demás,... y lo demás,... mierda, no encuentro nada original que decir...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se preocupe,,,
      En este blog no hay nada de original.

      Eliminar
  21. BRAVO.
    A esto nos referíamos, no a la estupidez del último post.

    ResponderEliminar
  22. Ahora a por la niña, o versión hembra...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo hace falta encontrar a una hembra en celo,,,

      Eliminar
  23. Se me saltan la lágrimas, Maesen.

    ResponderEliminar
  24. Yo que quería tener un hijo con usted. Visto el resultado, mejor lo adopto. ;)

    ResponderEliminar
  25. No sé que tipo de humanoide/alimaña será su hijo, pero no se pueda negar que no sea simpáctico.

    ResponderEliminar

Amable visitante:
Es usted libre de inmortalizar su interesante opinión y/o vilipendiar al autor de este absurdo blog si lo considera oportuno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...